Los bambúes de Casaita
15772
page-template-default,page,page-id-15772,page-parent,bridge-core-2.1.3,cookies-not-set,qode-quick-links-1.0,ajax_fade,page_not_loaded,,side_area_uncovered_from_content,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-20.0,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,wpb-js-composer js-comp-ver-5.2.1,vc_responsive,elementor-default

Los bambúes de Casaita

El bambú cada día más valorado por la comunidad ecológica, es una planta que ha cambiando el curso de la historia, y sigue aportando su versatilidad y belleza a los nuevos retos de la humanidad.

Plantas que hacen historia: El Bambú


管道昇 -公有领域,链接

En la cultura asiática el bambú es sinónimo de riqueza, esto es debido a la gran cantidad de productos que de él se obtienen. Se utiliza como; alimento, material para la construcción, celulosa de papel, y múltiples elementos manufacturados. Para algunos neófitos el bambú puede parecer una especie tropical, pero hay variedades nativas de zonas frías, puede permanecer varios meses al año bajo la nieve. El ejemplo práctico serían las especies de bambú que habitan en el norte de Japón o en los Andes. Se localiza habitualmente entre los trópicos, su rango de altitud oscila entre el nivel del mar y los 4.000 m. Hay especies nativas de todos los continentes, a excepción del europeo. En la actualidad ocupa unos 21 millones de hectáreas, un 85 % de esta superficie se localiza en los países del sudeste asiático. China esta considerada como el Imperio del bambú, contiene un tercio de todas las especies de bambú conocidas en el mundo. En Europa la planta se ha aclimatado, pero no es capaz de vegetar formando bosques que compitan con la vegetación autóctona. En Oceanía algunas especies han tenido una línea evolutiva que ha supuesto diferentes características entre algunas especies. África también produce bambú nativo. En América los bosques de bambú se extienden desde el sur de los Estados Unidos hasta el Norte de la Argentina. Hay variedades que vegetan en todo el planeta, porque se adaptan a múltiples estaciones y medios, se ha documentado un amplio espectro de variedades que poseen diferentes características y requerimientos.

El ser humano ha utilizado en China el bambú más de 5000 años. En el año 265-316 d.C. la dinastía Jin (imperio de la dinastía Ming) publicó un libro donde se describían con detalle algunas especies de bambú. En la antigua China, las cañas de bambú se utilizaban para la fabricación de artículos del hogar, armas (arcos y flechas), libros, edificios, alimentos, papel, y muchos otros artículos. Su importancia en la cultura asiática se ha documentado en los libros de historia. El bambú es un elemento básico del jardín japonés y un símbolo de la cultura japonesa.

De la cultura de los bambúes se sabe que en los países de oriente de donde son originarios, estas míticas plantas vivaces tienen comunicación con sus gentes, que debido a su gran alcance de actividad ecológica las mantienen y miman. La relación con estas especies dan un fruto acogedor que se siente una vez entras en contacto. En el mundo de los bambúes, como si de una película de ciencia ficción se tratase, estos se comunican entre sí para advertirse mutuamente.

Características botánicas

Es una gramínea de hoja perenne de la familia Poaceae. No se sabe con certeza cuántos son los géneros y especies de bambú que existen, se cree que incluye más de 70 géneros y 1.200 especies. Algunas de las especies gigantes pueden crecer hasta un metro por día, por ello es considerada la planta leñosa perenne con mayor crecimiento corriente del planeta. Puede vivir hasta más de un siglo, vegeta como cualquier gramínea, y por tanto muere cuando florece y fructifica (igual que el trigo o el arroz). Es por ello que el cultivo debe ser regenerado mediante roturaciones, cortas y aclareos. Los rizomas del bambú tienen una continuidad espacial, estando totalmente interconectados. Es por ello que cuando el bambú florece y fructifica muere el bambuzal en toda su extensión (el bosque entero), una vez que se ha cumplido el ciclo productivo necesita unos 10 ó 12 años para regenerarse.

En las variedades gigantes su altura de promedio no excede de los 15 a 20 m.. excepcionalmente en algunas variedades pueden alcanzar hasta 40 metros de altura y el diámetro de caña puede alcanzar hasta 40 centímetros. Su altura total la puede alcanzar en menos de 3 meses, el promedio de crecimiento en altura es de 8-15 centímetros diarios (en ambientes naturales). En cultivos experimentales y en condiciones óptimas puede crecer más de un metro en un día. La estrategia vegetativa es crecer hasta alcanzar el tamaño máximo, para después madurar, en esta última fase adquiere las características de dureza, flexibilidad y resistencia, este proceso de lignificación suele tardar entre 3 y 6 años según la especie de que se trate. Una vez madurada la caña, comienza el proceso de envejecimiento en el que la caña pierde su masa foliar y posteriormente se seca. Algunas especies de bambú tienen un comportamiento invasor, y se las denomina Paquimorfos, por el contrario otras no lo son, y se les denomina Leptomorfos. Es por ello que, se deben elegir las variedades adecuadas para los propósitos y lugares donde se pretenden plantar a tamaño final. Para aquellos espacios donde no fuese posible contener el avance rizomatoso se debe elegir una especie Leptomorfa.

El bambú necesita agua en la primavera y sobre todo en el verano. Vegeta de forma natural en zonas donde la pluviometría alcanza rangos de entre 350 a 1200 mm. al año. Al menos anualmente se debe fertilizar con unos 15 a 20 gramos de fertilizante mineral. El bambú no se reproduce ni se suele reproducir por semillas. Sobre las raíces o rizomas del bambú se desarrollan unas yemas que dan lugar a nuevas cañas de bambú. El número total de yemas y su disposición esta relacionada directamente con el aspecto que finalmente alcanzan las formaciones y bosquetes de bambú. Si se pretende eliminar el bambú de una parcela se ha de considerar el hábito vegetativo de la especie, paquimorfo o leptomorfo. Una eliminación eficaz pasa por utilizar herbicidas hormonales picolicos, benzoicos, y otros.

Utilidades del bambú

Es un producto natural, más duro que el cemento, más flexible que el acero, tiene muchos usos conocidos, evita la deforestación, contribuye a impedir el cambio climático, alimenta, viste, cobija, construye, mejora el sustrato, etc. Muy utilizado como elemento decorativo y en construcción. Las columnas del Palacio Imperial Chino son de bambú, y miden 1,40 metros de diámetro. Además se fabrican muebles de todo tipo, papel, elementos auxiliares y textiles, carbón (da más calor y dura más tiempo que el de encina), vigas, columnas, estructuras para refuerzo del hormigón, viviendas, puentes, cortinas, artesanías, accesorios, medicamentos, andamios, postes, vallas, armas, cuerdas, piezas de ropa (Kimonos), y muchas más aplicaciones. Durante la II Guerra Mundial, se experimentó con éxito el uso de paneles tejidos de bambú en la construcción aeronáutica.

Del bambú se obtienen componentes que se utilizan en cosmética para mantener hermoso el cabello y la piel. La industria farmacéutica ha comprobado que ciertas sustancias que se obtienen del bambú poseen efectos anticancerígenos. El carbón obtenido del bambú tiene mayores ventajas que cualquier otro carbón para la fabricación de baterías eléctricas. La caña de bambú tiene características especiales, como alta resistencia, flexibilidad, dureza, etc, mucho mayor que otras maderas, por ello es una materia prima ideal y se utiliza en innumerables proyectos. Es una especie rústica, recomendable para fijar cauces y corrientes de agua. Se utiliza en paisajismo y jardinería como elemento ornamental. Con aquellas variedades que pueden tener un comportamiento invasivo, se debe tener la precaución de contener la planta con una barrera física para evitar que se extienda excesivamente. Posee diferentes formas, colores, tamaños, y comportamientos. Las cañas de bambú son generalmente de colores brillantes que varían desde el verde al negro, pasando por el amarillo, ocre y naranja, o incluso con rayas.

El bambú como planta de interior

Con determinadas condiciones el bambú puede ser una esplendida planta de interior, incluso durante algunos años.

Aquellas especies de bambú no superen los 3 metros de altura se pueden utilizar en el interior de las casas. Los grandes bambues habrá que reservarlos para centros comerciales y edificios públicos cuya altura permite dar rienda suelta a las especies gigantes en todo su esplendor.

el mayor condicionante es que el lugar donde se ubiquen debe poseer abundante iluminación natural. Los cuidados que el bambú deberá recibir en esta ubicación serán mucho mayores que en exteriores. Cada dos o tres años habrá de reducirse el número de rizomas presentes en el macetero. Es recomendable aplicarles unos 2 a 4 gramos de abono de liberación lenta por cada litro de sustrato contenido en el macetero. Repitiendo este ciclo de 1 a 2 veces por año. Las formulas químicas asociadas a estos abonos dependerán de la especie, el tipo de agua, el substrato utilizado y la época del año en que se aplica. Las condiciones edafoclimáticas pueden variar en función de la estación y de las condiciones establecidas en el interior de la vivienda o local, ello implica ajustar el riego y las condiciones de temperatura y humedad ambiental. Como norma general el cepellón se debe mantener húmedo pero no empapado. Si las hojas empiezan a doblarse será un síntoma de estrés hídrico.

Uso en decoración de interiores y exteriores como planta en maceta

En macetas de barro, y debido a la presión que pueden llegar a ejercer los rizomas, se deberá cambiar de contenedor en un tiempo más corto para evitar el resquebrajamiento del barro de la maceta. El rizoma ejerce presión sobre las paredes de la maceta y esta tiene tendencia a resquebrajarse y/o romperse. Existirá una relación univoca entre el tamaño del bambú y el tamaño de la maceta (diámetro y profundidad). En general la planta se puede cultivar en maceteros con gran éxito. Sus dimensiones y su elegancia, con un follaje exuberante, lo convierten en una planta ideal para ser utilizada en patios de viviendas y parques.

Su uso en la fabricación de papel

En la dinastía Han del año 206 a.C. al 220 d.C. ya se utilizaba el bambú en la fabricación de papel. Debido al tamaño y a las características de su fibra en oriente se suele fabricar pasta de celulosa a partir de algunas especies de bambú. Su alto contenido en celulosa es adecuado para la fabricación de pastas de celulosa de alta calidad, tres toneladas de bambú podrían producir una tonelada de pasta de papel. Una hectárea de bambuzal produce aproximadamente una tonelada de pulpa de papel. La calidad de la fibra de bambú es mejor que la que la fibra de madera. La utilidad de una fibra se calcula en función de su relación largo-ancho. Cuanto más larga y más estrecha sea la fibra, mejor papel produce.

Su uso en procesos constructivos (edificación y obra civil)

La caña del bambú es muy ligera. La calidad de la madera se ve influenciada directamente por el proceso de curado, en el que se debe eliminar el almidón y los azúcares existentes en la caña. Los procesos de curado más comunes son; el ahumado (muy usado en Japón), el aguado (con sales o con bórax), el “cocinado” (a baja temperatura), y el “calentado” (a 150 ºC). Estos procesos están relacionados directamente con el destino que se pretende dar a la caña de bambú, y en función de la variedad de bambú a tratar.

El bambú tiene múltiples usos en la construcción, desde las vigas y las paredes exteriores, hasta los tabiques interiores, las cañerías y las tejas. Todo puede construirse con bambú. La resistencia del bambú a la tracción y a la compresión (el doble que muchos tipos de madera), le confiere propiedades idóneas para su utilización en la construcción de casas, andamios, pilares de apoyo, y galpones. La flexibilidad de sus cañas le confiere propiedades antisísmicas. En el terremoto de 1991 que tubo lugar en Puerto Limón las únicas viviendas que resistieron fueron las construidas con bambú. El bambú es un buen aislante de la temperatura y el ruido. Las cámaras de aire que forman los troncos de bambú le confieren una buena propiedad aislante. El coste por metro cuadrado de una vivienda construida con bambú es un tercio de lo habitual con otros materiales.

Objetos de artesania

Se utiliza en la fabricación de objetos de artesanía. Los pequeños diámetros son más maleables, por ello se tiende a utilizar diámetros inferiores a 2 cm. Los bambús de grandes dimensiones suelen utilizarse mucho más en construcción de elementos de mobiliario, obra civil y edificación.

Bambusoideae World map.png

Distribución del bambú en sus áreas de transformación para producción industrial
Fuente: La economía del bambú, Wikipedia, FAL

Bambú en latitudes frías