Consejos para el bambú
15796
page-template-default,page,page-id-15796,bridge-core-2.1.3,cookies-not-set,qode-quick-links-1.0,ajax_fade,page_not_loaded,,side_area_uncovered_from_content,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-20.0,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,wpb-js-composer js-comp-ver-6.1,vc_responsive,elementor-default,elementor-kit-17721,elementor-page elementor-page-15796

Consejos para el bambú

Los bambúes son muy adecuados para el jardín y los patios, pero ha de seguirse una serie de consejos básicos: no pueden dejarse crecer a su albur, es necesario un mínimo mantenimiento, que no requiere ni mucho tiempo, ni gran dificultad. 

Pueden formarse en grandes grupos que son ideales como puntos focales en jardines y patios o para agregar lindes en los bordes de los mismos. Algunas de sus variedades más conocidas son Vivax, es decir plantas vivaces y vigorosas que no se puede dejar crecer sin obstáculos en los jardines ya que pueden devenir invasivas. Una rutina simple bastará para mantener las plantas bajo control y atractivas. Otras variedades sin embargo, como la Fargesia, se agrupan y no tienden a extenderse.

Las ciudades vestidas con bambú son exóticas, deslumbrantes y atractivas, se pueden usar como pantalla de aislamiento, o colocar matas individuales de forma piramidal. 

En París, muchas terrazas urbanas cuentan con macetas de bambú, una espléndida manera de proteger la intimidad , una eficaz pantalla contra el viento, que además proporciona una sombra agradable, amén de uno de losmejores purificadores de ambiente que nos ofrece la naturaleza. 

Y para interior, en viviendas y locales comerciales aguantan bien, deben ser colocados en ventanas o cristaleras para que tengan suficiente luz, se necesita que el sustrato vaya con las necesidades de la planta y no le falte agua. Es importante, sin embargo, que el bambú sea joven, ya que así se adaptará mejor a interiores.


Tips para su cultivo

 

Los bambúes prosperan en un suelo húmedo pero bien drenado en un lugar protegido y soleado. Toleran la mayoría de los tipos de suelo, excepto los pantanosos, y crecerán incluso en suelos pobres.

El mejor momento para plantarlos o para cambiarlos de maceta es la primavera. De ese modo aquellas variedades que se extienden por rizomas brotarán con cañas nuevas y fuertes en verano. Estos rizomas producen raíces durante esta época del año, y dormirán su sueño invernal desde el otoño hasta la nueva primavera.

Los rizomas de los bambúes son leñosos, es muy importante que una vez sacados de la maceta para plantarlos en el jardín, sean introducidos en un recipiente con agua durante 2-3 minutos; una vez en su sitio hay que regarlos diariamente durante 10 días. El suelo debe tener buen drenaje, aunque los bambúes aguantan bien en cualquier tipo de tierra.

Antes de plantar o transplantar, añada abono de jardín o estiércol para elevar el contenido orgánico del suelo. Esto también mejorará su capacidad para retener la humedad.


Idoneidad

 

Hay un bambú perfecto para cada jardín:

  • Para un lugar sombreado: Chimonobambusa
  • Para sol directo: Phyllostachys
  • Para un sitio expuesto: Pseudosasa (es conveniente poner un cortavientos de malla hasta que se adapte la planta)
  • Para cualquier jardín: Pseudosasa e Indocalamus
 

Tipos de bambú

 

Las variedades  más importantes que se comercializan de bambúes son: los Phyllostachys, las Fargesia, los Pleioblastus (bambú enano), Los Sasa y Pseudosasa, las Semiarandunaria, la Hibano bambusa, el Qiongzhuea, y los Chimonobambusa. 

Algunos de los bambúes rizomatosos producen rizomas largos (tallos subterráneos), que crecen lejos de la planta principal y que deben ser preparados con barreras de contención para que no se propaguen. Es el caso de los Phyllostachys o de los Pleioblastus que se puede formar agrupadamente en suelos pobres o secos, pero puede volverse invasivo en condiciones cálidas, húmedas o favorables. Es por ello que hay que contenerlos para que no se expandan. Generalmente, al pasar el cortacésped por el jardín ya se corrige su expansión, ya que la máquina se lleva los brotes. Sin embargo, no está de más contenerlo en el momento de plantarlo con obstáculos físicos como describimos más adelante. 

El bambú no invasivo por excelencia es la Fargesia, que crece en grupos apretados siempre pegados a la mata principal. 


Plantación

 
  • La nueva ubicación tiene que ser dejar un margen para que sobrepase en  2-3 cm la tierra que cubra la superficie original.
  • Hay que sumergirlos en un recipiente con agua durante 2-3 minutos para una vez en su sitio definitivo regarlos diariamente durante 10 días.
  • Al rellenar alrededor del cepellón y reafirmar con la mezcla de tierra y compost, tenga cuidado de no dañar los rizomas jóvenes, ya que de ellos brotarán las nuevas cañas.
  • Añadir agua y mantillo después de plantar.
  • Durante el primer año, hasta que la planta esté adaptada, hay que regar agua por encima del cepellón cada vez que sea necesario. Una vez que la planta esté establecida, el riego será el normal para cada variedad.

 

Riego y Alimentación

 

  • Riegue regularmente durante los períodos secos. Es recomendable no eliminar las hojas en época estival para evitar pérdidas de humedad de la tierra.
  • Los bambúes, para desarrollarse en todo su esplendor, requieren un alto nivel de nitrógeno en primavera y un fertilizante equilibrado durante el resto de la temporada de crecimiento hasta finales de agosto. Una vez aclimatada la planta en su nueva ubicación basta con abonar una vez al año con un fertilizante con alto contenido en nitrógeno, en dosis normales.  
  • Agrupe las hojas de bambú  que puedan caer alrededor de las plantas. Este follaje contiene sílice que ayuda a proporcionar resistencia y estabilidad, conserva la humedad y evita  la germinación de hierbas no deseadas. Con las hojas restantes puede elaborarse un compost excelente para esta planta.

 

Plantar dentro de una barrera física

 

Algunos bambúes necesitan una barrera física para evitar que se produzca una propagación excesiva. Para aquellos que ya están plantados sin dicha barrera, pueden contenerse con la rutina habitual del cortacésped en el jardín.

  • Excave una zanja de unos diez centímetros más ancha y más alta que el tamaño del cepellón.
  • Cubra los lados de la zanja con tela (como tela de barrera de raíz o linóleo industrial) 
  • Los extremos de la tela deben superponerse al menos 30 cm y unirse con la masilla adecuada al material utilizado.
  • El hoyo de plantación se debe cavar para que el cepellón se asiente ligeramente más bajo que la profundidad original, con 2-3 cm de tierra cubriendo la superficie original
  • Afirme bien al rellenar, mezclando con sustrato.
  • Riegue bien y cubra con mantillo después de plantar.
  • Alrededor del cepellón cubra con canto rodado (de 3 a 5 mm) y sustrato. 

 

Cultivo en maceta

 

Los bambúes más jóvenes son plantas ideales para su cultivo en maceta.

Al plantar, incorpore gránulos de fertilizante de liberación controlada y gel de retención de agua en el compost. Durante el verano, riegue con frecuencia y alimente con un fertilizante líquido regularmente. Reduzca el riego y deja de alimentarte en invierno. 

En climas muy fríos (-10 ºC) aísle las macetas con plástico de burbujas o muévalos a las zonas más abrigadas.


Mantenimiento rutinario de bambú

 

Con un poco de esfuerzo es fácil mantener los bambúes en buen estado.

  • En primavera, retire los cañas débiles, muertos, dañados o delgados, cortándolos al nivel del suelo con tijeras de podar o podaderas.
  • Al mismo tiempo, elimine cualquier residuo en la base de los grupos, pero aproveche las hojas caídas fijándolas  en el suelo, cerca de las cañas.
  • Para mostrar las plantas en toda su belleza, retire parte del follaje del fondo de las cañas. Recorte las ramas laterales con tijeras de podar, podando lo más cerca posible de la caña principal para dejar un acabado suave.
  • Riegue en períodos secos, ya que el bambú prefiere condiciones húmedas pero con buen drenaje.
 

Floración de bambú

 

La floración del bambú es extremadamente infrecuente. Cuando florecen, cosa que puede ocurrir cada veinte años, o simplemente nunca, se desarrollan de flores altas, plumosas, parecidas a una graminea. Esta floración puede debilitar un grupo, pero los siguientes pasos pueden permitir su recuperación:

-Si ve un brote de floración extraño, recórtelo rápidamente para evitar que se formen más.

-Si todo el grupo comienza a florecer, permita que lo haga, incluso si el grupo tiene muy mal aspecto. Simplemente continúe alimentando la planta y regándola, independientemente del aspecto que tenga.  La primavera siguiente, recorte la planta al nivel del suelo y alimente con un fertilizante con alto contenido de nitrógeno, como un alimento de primavera para fomentar un nuevo crecimiento verde desde la base.


Selección de cultivos para usos específicos

 
Setos y pantallas de protección
 
  • Fargesia nitida 
  • Phyllostachys flexuosa 
  • Phyllostachys nigra f. henonis  
  • Phyllostachys viridiglaucescens  
  • Pseudosasa japonica 
  • Semiarundinaria fastuosa 

 

Bordes y orillas
 
  • Fargesia (todos los tipos) 
  • Pseudosasa 
  • Sasa (todos los tipos) 
  • Semiarundinaria (todos los tipos) 

Cañas para el jardín

  • Phyllostachys aurea 
  • Phyllostachys flexuosa  
  • Pseudosasa japonica 
  • Semiarundinaria fastuosa 

Cañas decorativas

  • Fargesia nitida  
  • Phyllostachys aurea 
  • Phyllostachys aureosulcata f. spectabilis 
  • Phyllostachys bambusoides ‘Castillonii’ 
  • Phyllostachys nigra  
  • Phyllostachys vivax f. aureocaulis 

Hojas tupidas

  • Chimonobambusa marmorea ‘Variegata’ 
  • Hibanobambusa tranquillans ‘Shiroshima’  
  • Pleioblastus variegatus 
  • Masamuneana Sasaella ‘Albostriata’  
  • Sasaella masamuneana f. aureostriata 
 
Excepcionalmente resistente
 
  • Fargesia nitida  
  • Indocalamus tessellatus 
  • Phyllostachys aureosulcata f. spectabilis 
  • Phyllostachys bissetii 
  • Semiarundinaria fastuosa 

 

Suelos más secos
 
  • Pseudosasa japonica  

Sombra profunda
 
  • Chimonobambusa marmorea 
  • Fargesia nitida  
  • Indocalamus tesselatus 
  • Pseudosasa japonica  
  • Sasa 

 

Solución de problemas

Los bambúes generalmente no presentan problemas, pero ocasionalmente pueden sufrir de óxido o putrefacción  de la raíz por exceso de agua. Es por ello que hay que evitar los suelos encharcados o pantanosos.

También hay que tener cuidado con el pulgón, para el que se necesita un tratamiento fitosanitario adecuado